septiembre - 15 - 2016

Hay temas que se vuelven reiterativos en este espacio y lo seguirán mientras no se tome conciencia del valor de las palabras…

En el último tiempo, en mi país un referente musical habló sobre las mujeres y lo hizo con una crueldad terrible, si era una actuación o no, se volvió irrelevante porque las palabras mostraron una realidad que nadie digirió.

Más tarde un hecho parecido en el que se trata a una persona de “enano, gordo, judío” y nuevamente ciertas palabras se usan como insulto, como desprestigio, entre ellas la de ser gordo. stpbullying

Me llamó la atención como indignó que se usara el concepto de judío porque hay una claridad respecto del genocidio, del antisemitismo, sin embargo fue relativa la molestia en cuanto a gordo y enano que se usaron con el mismo poder de destrucción e ironía.

Y así hay una sociedad que se rasga las vestiduras, lógicamente, contra ciertas palabras o frases, pero que acepta y avala otras.

Estoy cansada de escuchar usar el término gordo como ofensa, como forma de hacer sentir mal a las personas, que te digan gordo es un insulto mayor que cualquier vocablo asumido como mala palabra y precisamente tiene que ver con que se le atribuye a la palabra toda una concepción de adjetivos descalificantes.

Uno no debería andar por la vida con la sensación de que te agredirán o escucharás la agresión hacia otro con una característica del físico que mostrás al mundo.

Puede gustarte o no ser gordo, podés hacer todo lo posible para no serlo, pero de ahí a usar, como moneda corriente, esta concepción y naturalizarla al punto de utilizarla como la peor mala palabra y ofensa hay un gran trecho y allí tiene que ver la construcción que hacemos de la realidad con una mirada más o menos discriminatoria o condenatoria.

Todos podemos brindarle al mundo algo bueno de nosotros, empezar por la utilización de palabras que acerquen, que no bastardeen, que sean puentes, pueden transformar vidas, pueden mejorar la existencia de muchos que se esconden, que no salen de sus casas, que le temen a los comentarios “chistosos” porque de tan nocivos que son enferman las almas e inaccionan los cuerpos y las mentes.

Que tu palabra usada siempre sea con consciencia y llena de profundo amor…

Yo la Más Gorda de Todas

Facebook: Yo la Más Gorda de Todas

Gmail: yolamasgordadetodas@gmail.com

Fanpage: Yo la Más Gorda de Todas

Msn: yolamasgordadetodas@hotmail.com

Twitter: @yolamasgorda

Todos los comentarios vertidos por los lectores son responsabilidad de los mismos.

 

 

 

 

Deja tu comentario