octubre - 27 - 2015

Hace unos días escuché hablar que lo primero que recibimos cuando nacemos, en un contexto de normalidad, es alimento y amor y me quedé pensando en el tema básicamente por el conflicto instalado desde hace tiempo de poner a la comida en un lugar macabro como si ésta fuera la generadora de todos los males de quienes son gordos y de los que no, también.

Hemos instalado como parámetro que comer lo que te gusta, comer un poco de más, o simplemente comer, es un acto de gordo y con esto damos a entender muchas conceptualizaciones negativas. Primero que todo, calificamos a la acción de comer en relación a la gula y al concepto gordo con una connotación absolutamente negativa, por ende hay que sentir culpa, lo que a la larga decanta en que comer es una acción para reprimir, lejos de ser verdaderamente disfrutable porque pareciera que conlleva a algo malo, léase al círculo vicioso de ser gordo, en este caso, usando la palabra como descriptiva de una persona excedida en peso y por supuesto eso no es bueno para esta sociedad.

Por ende el alimento, ese que necesitamos para vivir, ese que surge desde el seno materno desde el profundo amor ya comienza a ser medido en una cultura que acepta bebés gorditos, léase saludables, hasta cierta cantidad de meses y luego pasan a ser analizados como posibles pacientes de un espectro de especialistas de acuerdo al ojo crítico de una sociedad que genera más consumo, más alimentos poco saludables, pero que no se hace cargo de ser la provocadora  de altos índices de obesidad y de anorexia y bulimia por las políticas alimentarias impuestas subliminalmente. miedoacomer

Mientras,  se genera todo tipo de publicidad para que comamos más, con el paradójico bombardeo mediático de dietas, cuerpos esculturales y la felicidad plena en un envase de chica “Victoria Secret”, naturalizando que  comer o mejor dicho alimentarse es parte de una gran contradicción en la que muchos nos sumergimos y salir de ese juego de comer y no, puede acarrear consigo muchas enfermedades.

Vuelvo al tema del amor, en casa mi abuela cocinaba desde el amor, ella era analfabeta, pero sabía cómo hacer un plato rico con todos los nutrientes, incluido el del afecto, las comidas jamás son ricas sino hay cariño en su elaboración y menos pueden generarnos bienestar. Un niño que ve que sus padres viven a dieta, que escucha todo el tiempo que su madre se siente gorda, como sinónimo de sentirse mal a causa de haber comido algo de más,  que observa grandes comilonas y luego días en donde se siguen estrictos regímenes de comida claramente crecerá con una idea y una sensación conflictiva en relación a la comida, no tendrá una actitud sana frente a los alimentos y la culpa será parte del comer.

Alimentar desde el amor y con amor es el secreto de mentes y cuerpos sanos, depende de un compromiso grande dar de comer desde el amor, porque implica involucrarnos desde todo lo que somos con la producción de alimentos  y la elaboración de las comidas, descartando el delivery y el facilismo de repetir sistemáticamente todos los días lo mismo.  Un niño crece con amor porque hay padres preocupados detrás que se encargan desde lo más simple a lo más complejo de su bienestar…

Yo la Más Gorda de Todas

Facebook: Yo la Más Gorda de Todas

Gmail: [email protected]

Fanpage: Yo la Más Gorda de Todas

Msn: [email protected]

Twitter: @yolamasgorda 

Todos los comentarios vertidos por los lectores son responsabilidad de los mismos.

 

 

 

Un comentario hasta ahora.

  1. Que hermoso leer esto!!!!!
    Las personas que viven a dieta se rigen únicamente por el deber “debo comer poco” “debo evitar ciertos alimentos” “debo cerrar la boca”. Se olvidan del placer y el afecto que el alimento trae aparejado.
    Hemos naturalizado tanto el habito de dietar que se ha vuelto algo normal.
    Deja sin energía para trabajar, apasionarnos, estudiar, divertirse, afuera de salidas, festejos y experiencias, te aísla.
    Funciona como un modelo negativo para los hijos y jóvenes que nos rodean.
    El dietismo es contagioso! Y el punta pie inicial es el malestar con el cuerpo.
    En la Argentina más del 50% de la población adulta presenta sobrepeso, esto quiere decir que mas de la mitad de la población no responde al esquema de belleza propuesto por la sociedad.
    Es paradójico: se adora un cuerpo ultra delgado como estándar, mientras simultáneamente crece sobrepeso y obesidad.
    Vivimos en un mundo con limitaciones para el movimiento, con disponibilidad de comida las 24hs del día, los 7 días de la semana, stress, fármacos que nos engordan y una dificultad enorme para manejar nuestras emociones….
    Sin embargo pretendemos delgadez!!!
    Debemos desde lo individual, dejar de compararnos con las mujeres que vemos en los medio y la publicidad, pero también con nuestros pares.
    Realizar alguna actividad que nos permita conocer y reconocer nuestro cuerpo que nos ayude a conectarnos con nosotros mismos: yoga, expresión corporal, reiki.
    No hay peso ideal, lo que si hay es un cuerpo cómodo y saludable para cada persona, de acuerdo a variables genéticas, historia vida, flia, costumbres, cultura, gustos, trabajo y emociones.
    La obesidad no se cura con una dieta, sino con un programa que tenga en cuenta tu diseño de fabrica, lo simbólico de la comida, los ideales corporales y las caráct biológicas y psicológicas que te hacen ser única e irrepetible!!!!
    Debemos aprender a elegir los alimentos. Nutrirnos o solo llenarnos?
    Manejar la vida social y comida, placeres (no se puede comer por desamor, enojo, tristeza) porque ahí se pierde el control.
    Para esto es necesario tener una experiencia alimentaria, ya no se trata de modificar nuestra conducta frente a los alimentos sino:
    ¡Sentir lo que se come y no solo pensar!
    No debemos olvidar que así como existen millones de personas que se preocupan porque lucen algunos kilos demás, millones de personas en todo el mundo siguen sufriendo pobreza y carencias de todo tipo.
    Tienen hambre….ellos no saben lo que es hacer una dieta!
    “Por eso el hambre es una tragedia,
    no debe ser nunca un tratamiento”

Deja tu comentario